ENSALADA DE TOMATE Y VENTRESCA

001

Cuando elaboramos una ensalada, muchas veces nos emperramos en echarle muchos ingredientes diferentes, porque creemos que va a estar más rica. Pero tenemos que tener en cuenta que no todos los ingredientes se complementan, e incluso algunos matan el sabor de otros, por lo que siempre está bien reflexionar antes de combinar.

La realidad es que cuando tenemos un producto de calidad y sabroso, casi siempre menos es más. Sobre todo si lo que tenemos entre manos es un tomate de huerta, un tomate de verdad con verdadero sabor. Sería casi un pecado mezclar estas preciosidades con un amasijo de ingredientes sin sentido, ¿verdad?

anchoas-ventresca-ana-maria_3_1312130

Así que nosotros le hemos querido rendir un homenaje juntándolo con otro producto de categoría, a su altura: la ventresca. Hemos preparado un deliciosa y facilísima ensalada de tomate y ventresca de bonito del norte, que, la verdad, quita el sentido.

Esta ensalada nos aportará los antioxidantes, vitaminas y minerales del tomate, y las proteínas, ácidos grasos poliinsaturados y vitaminas del bonito. Suena bien, ¿verdad? Pues sabe aún mejor, así que ¡manos a la obra!

Ingredientes

  • Varios tomates (se puede mezclar las variedades: pera, raf…)
  • 1 lata de ventresca en aceite de oliva
  • Cebolla
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Ajo

img_5026

Elaboración

 

Lavamos los tomates y la cebolla. Si la cebolla está muy fuerte, podemos cortarla y dejarla reposando en agua con sal o un poco de vinagre para que esté más suave.

Quitamos el pedúnculo a los tomates, los cortamos en gajos irregulares y los ponemos en un bol con sal. Removemos para que la sal llegue a todos los tomates. Dejamos reposar los tomates con la sal unos 10 minutos.

Una vez pasado ese tiempo, quitaremos el agua que hayan soltado los tomates. Esta técnica se usa para realzar al máximo el sabor del tomate.

Cogemos el plato que vayamos a usar para emplatar y frotamos en el un diente de ajo crudo.

Ponemos en el plato los tomates, la cebolla y la ventresca. Añadimos la sal. Nosotros en este caso hemos usado unas escamas de sal de Salinas de Añana (de la tierra, Álava)

Echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra, y el plato está listo para comer.

ensalada-de-tomate1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s