“Musaka” Griega

musaka-griega.jpg

La Musaka es un plato de origen balcánico y de Oriente Medio, aunque la receta más conocida actualmente en todo el mundo es la Musaka griega.

Los ingrendientes principales de esta exquisita receta son la berenjena, el tomate y la carne de cordero picada, condimentada con sal, pimienta y un toque de canela. Todo eso bañado por encima con una salsa hecha con yogur griego, queso feta y huevo, aunque es muy habitual sustituirla por bechamel.

En nuestra web especializada en Musaka os vamos a enseñar a preparar tanto la receta tradicional como algunas variantes que añaden o sustituyen algunos ingredientes, para que puedas probar en casa a realizarlas y ver cual te gusta más.

Comenzamos con la tradicional receta griega para preparar Musaka, uno de los platos más conocidos de la gastronomía helena, que si no has probado seguro que te sorprenderá por su exquisito sabor.

Ingredientes:

– Berenjenas, 2-3 grandes
– Carne picada de cordero o ternera, 500 gramos
– Cebolla, una grande
– Ajo, dos dientes
– Tomate frito, 300 gramos
– Vino blanco, un vaso
– Aceite de oliva virgen
– Sal
– Pimienta negra
– Tomillo
– Romero
– Canela molida
– Bechamel
– Queso para fundir (Opcional)

17234317442_1ed085e5c3_c

Preparación:

Existen muchas variantes de la receta de musaka, ya que se prepara de forma distinta en cada región. Esta receta la vamos a preparar con carne de cordero, que es lo habitual en la receta tradicional, aunque se puede emplear carne de ternera, pero el resultado es en ambos casos muy rico, hazlo con la carne que más guste en vuestra casa. Otra cosa a tener en cuenta es que la receta emplea tomate frito y bechamel, se pueden hacer caseras o usar salsas ya preparadas, según el tiempo que tengas o según tus preferencias.

Para comenzar a hacer esta estupenda musaka lo primero que hay que hacer es lavar las berenjenas y cortarlas en rodajas, a lo largo o a lo ancho, como mejor te venga o como mejor las puedas encajar después en la bandeja para hornearlas. Córtalas en rodajas de entre medio y un centímetro de grosor, y ponlas sobre papel absorbente y échales sal por encima. Nosotros las cortamos con la piel, pero si prefieres quítasela antes cortarlas. Por otro lado pela y trocea la cebolla y los ajos, en trozos no demasiado grandes. Y a la carne picada agrégale sal y pimienta y un poco de tomillo y romero, y remueven bien para mezclarlo todo. Si vas a usar el tomate casero, aprovecha para hacerlo también.

Primero vamos a poner aceite de oliva virgen en una sartén amplia, y a fuego medio vamos a dorar un poco los ajos laminados y la cebolla troceada, con un poco de sal para que se pochen bien. Una vez estén doraditos y comiencen a ablandarse, agregamos la carne picada y condimentada, y vamos a cocinar durante unos minutos, removiendo para que se haga bien por todos lados y no se nos pegue. Cuando esté lista, agregamos un vaso de vino blanco, que dejaremos consumir del todo, a fuego no muy fuerte y removiendo cada cierto tiempo. Corrige el punto de sal y fuera necesario tras consumirse el vino.

Mientras tanto vamos a coger una sartén grande y le añadimos un poco de aceite de oliva, y comenzamos a freír un poco las rodajas de berenjena, a las que les sacudiremos la sal que le habíamos echado. Las hacemos por las dos caras hasta que se doren y se ablanden, para lo que no vamos a necesitar demasiado tiempo, pero es importante que no nos queden duras, aunque luego en el horno acabarán de ponerse tiernas. Una vez fritas ponlas sobre servilletas de papel para que absorban el aceite sobrante.

Volvemos a nuestra carne picada, a la que después que se haya evaporado bien el vino, agregamos un poco de canela molida bien esparcida y el tomate frito, tanto si lo hemos preparado casero como si usamos uno comprado ya hecho. Vamos a dejar a fuego suave unos 15-20 minutos que se cocine bien la mezcla de ingredientes y se mezclen bien los sabores, y al acabar retiramos la sartén del fuego y nos ponemos a montar ya la musaka.

Encendemos el horno y lo precalentamos a 180ºC mientras acabamos de hacer la receta. Necesitaremos una fuente apta para el horno para comenzar a preparar las capas de nuestramusaka. Comenzaremos colocando una base de berenjenas, intentando que quede una capa bien cubierta y sin huecos. Encima de esa capa añade una capa de la carne que habías preparado. A continuación pon otra capa de berenjenas y después otra de carne, así hasta acabar.

Finalmente agregamos una última capa de bechamel, que cubra bien toda la fuente, y añadimos un poco de queso fundido de forma opcional encima de la misma. Cuando el horno esté ya a la temperatura deseada, metemos la bandeja con la musaka y hornearemos unos 30-35 minutos. Pasado ese tiempo la musaka quedará bien hecha y ya la puedes servir para comer. Esperamos que os guste esta exquisita receta.

Mousaka-Griega1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s