MATRIOSKA VEGETAL

matrioska-vegetal

Esta receta bien podría llevar un nombre tan sencillo como el de “Pimientos Rellenos” pero entonces no haría justicia al trabajo que conlleva preparar la receta y por eso elegí el nombre de Matrioska Vegetal.

La Matrioska es una muñeca rusa que contiene en su interior a otra muñeca y ésta a su vez a otra y así sucesivamente. Estos pimientos rellenos guardan en su interior unos tomatitos cherry (amarillos y rojos) que a su vez también están rellenos de champiñones, jamón serrano y piñones. Una receta casi 100 % vegetal con una presentación que la hace ideal para recibir en casa. A la cocina!!

pimientos

Ingredientes para hacer Matrioska Vegetal (para 2 personas):

  • 2 pimientos de asar (usa pimientos rojos o amarillos) (1 por persona)
  • 15/20 tomtes cherry (yo usé de dos colores para dar contraste)
  • 300 gramos de champiñones
  • 75 gramos de jamón serrano cortado a taquitos o tiritas
  • 20 gramos de piñones
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • sal y pimienta negra

Receta para hacer Matrioska Vegetal (para dos personas):

  1. Primero que nada pon a calentar el horno a 150º (arriba y abajo). Si el horno es de aire le vendría bien un poco menos de temperatura ya que estos hornos queman más, así que ponlo a 130º y déjalo calentar.
  2. Lava bien los pimientos y córtales la tapa (como en la foto). Quítale las semillas y la partes blancas que veas por dentro del pimiento (en sus paredes), pero no profundices demasiado en tus cortes para que la estructura del pimiento se mantenga fuerte y no se hunda durante el horneado.
  3. Vuelve a poner las tapas a los pimientos y con un pincel pinta los dos pimientos con aceite de oliva (cúbrelos bien con el aceite). Pon en la bandeja del horno papel de hornear o de aluminio y coloca encima los pimientos con sus tapas. Cuando el horno esté caliente introduce la bandeja con los pimientos y deja que se hagan poco a poco durante 30 minutos.
  4. Mientras tantos prepararemos el relleno de los tomatitos cherry. Coge los champiñones, corta la parte más terrosa del tallo (la parte de abajo llena de arena) y deséchalas. Lava los champiñones para quitar cualquier resto de tierra, escúrrelos y sécalos bien. Luego pícalos en trocitos muy, muy pequeñitos (para que puedan entrar bien en los tomates cherry) y resérvalos.
  5. Pela los ajos y pícalos muy fino. Pon a calentar 4 cucharadas de aceite de oliva en una sartén. Cuando el aceite esté caliente añade los ajos y justo cuando vayan a tomar color añade los champiñones picados. Echa una pizca de sal (solo una poco pues el jamón le aportará un toque salado) y unas vueltas de molinillo de pimienta negra.
  6. Mientras se hacen los champiñones vamos a ir vaciando los tomatitos. Corta un trozo de cada uno de forma que los puedas rellenar (ver foto) y con un cuchillo pequeño saca la pulpa. Resérvalos.
  7. Si no tienes el jamón cortado a taquitos hazlo, si lo tienes en loncha casi mejor, así lo cortas en tiras y la textura (al ser menos grueso el corte) irá mejor con la receta. Resérvalo.
  8. Cuando los champiñones hallan perdido bastante agua (toman un color oscuro y quedan bastante blandos) añade el jamón serrano y remueve hasta que éste cambie de color. No lo hagas más o se pondrá muy salado. Aparta del fuego.
  9. En una sartén limpia tuesta un poco los piñones. Sabrás que están en su punto cuando los cubra una fina capa de aceite (que suelta el propio piñón). Añádelos a la sartén con los champiñones y el jamón.
  10. Rellena los tomates cherry con las verduras y el jamón. No te preocupes si te sobra relleno, lo echaremos luego dentro del pimiento.
  11. Cuando los pimientos lleven unos 30 minutos en el horno sácalos,rellénalos con los tomatitos y el relleno que te haya sobrado, vuelve a ponerles su tapa a cada pimiento y mete de nuevo 10 minutos más en el horno.
  12. Pasado este tiempo puedes sacar y servir, el pimiento quedará muy tierno y dulce. Si crees que les hace falta 10 minutitos más para que alcancen ese punto dejalos un poco más de tiempo en el horno y listo. Fuera de la cocina y a comer!!!

    A comer:

    Tenéis que elegir unos pimientos con una base uniforme para que mantenga la verticalidad y de este modo no se caigan hacia un lado por el peso del relleno. Esmejor elegir pimientos rojos o amarillos que pimientos verdes, ya que éstos últimos (aún siendo deliciosos para preparar pimientos asados) son menos dulces que sus compañeros de colores más llamativos. Ten en cuenta que el pimiento asado solo lleva un poco de aceite y es importante que tenga dulzor natural para que llenen de sabor cada bocado (el sabor del  pimiento verde cansaría un poco para comerlo de este modo).

    Con los tomates cherry (tomates cereza) pasa algo parecido, si los encuentras de color amarillo combínalos con los rojos, así conseguirás un contrate de color y sabor (los amarillos son algo más dulces).

    Espero que les guste la receta y que disfruten en la mesa con este plato. Pronto tendremos más recetas de cocina. Un saludo desde la cocina.

     

     

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s