ENSALADA CAPRESE

insalata-caprese-dylan

La ensalada caprese o capresa, también conocida como insalata caprese, es una ensalada clásica italiana. Se prepara con mozzarella fresca, tomates maduros, albahaca fresca, y por lo general se sirve rociada con aceite de oliva y vinagre balsámico. Hay muchas variantes de este plato tradicional italiano y se puede servir como entrada o aperitivo con rodajas de pan. Me la han servido como una ensalada con lechugas o arúgula (rúcula), con alcaparras, con cebolla, y otros vegetales. Hay variaciones de la ensalada caprese con un toque moderno que reemplazan los tomates con rodajas de aguacate, duraznos, fresas, u otras frutas. En lo personal, no tengo ningún problema con variaciones de la capresa que incluyen ingredientes no tradicionales, pero me mata cuando la caprese se sirve sin albahaca fresca o si falta un poco de vinagre balsámico.

A veces uso las hojas de albahaca fresca enteras o picaditas, pero últimamente se me ha dado por hacer una salsa de albahaca con ajo y aceite de oliva para rociarla sobre los tomates y la mozzarella. La salsa de aceite de albahaca es similar al pesto de albahaca, pero más líquida (sin el queso parmesano o los piñones), y se prepara licuando el aceite de oliva con albahaca y ajo. Me encanta usar esta salsa, en lugar de las hojas enteras de albahaca, porque se puede sentir el sabor la albahaca en cada bocado de la ensalada – ¡y además es tan adictiva! Se puede usar vinagre balsámico regular, pero si tiene tiempo yo recomendaría hacer una reducción balsámica, que le dará una salsa mucho más sabrosa y concentrada.

95b3216d7ba1a003dcf3104a621d1540dfcce9b7

Ingredientes

  • 4-6 tomates medianos o grandes, puede usar tomates regulares o tipo heirloom de diferentes colores, o ~1 libra (450g) de tomates pequeños tipo cereza o uva
  • 1 libra (450 gramos) de mozzarella fresca de su elección
  • ½ taza a 1 taza de salsa de aceite de albahaca, ajuste al gusto
  • 4 a 6 cucharadas de reducción de vinagre balsámico, ajuste al gusto
  • Sal y pimienta al gusto
Para acompañar (opcional):
  • Rebanadas de pan

Preparación

  1. Corte los tomates, en rodajas, cuartos o en mitades, según su gusto o de acuerdo a como desea presentar la ensalada.
  2. Corte la mozzarella fresca en rodajas o cuartos, o déjela completa, según su gusto o la presentación deseada.
Para servir la ensalada caprese en una bandeja:
  1. Arregle las rodajas/cuartos de tomate y mozzarella en una bandeja o platillo para servir. Puede usar uno o dos platillos/bandejas, dependiendo del tamaño.
  2. Para las rodajas, puede ir alternando una rodaja de queso con una de tomate, se lo puede hacer en forma horizontal (o sea los tomates primeros en una sola capa y luego las rodajas de queso encima), o se las puede alternar de una forma ligeramente diagonal. Para un plato rectangular o cuadrado, puede crear capas horizontales rectas, y para un plato redondo puede formar una ronda con los ingredientes.
  3. También puede colocar la mozzarella, entera o en cuartos, en el centro del plato, y organizar los tomates, en rodajas o en cuartos, alrededor del queso.
  4. Rocíe la ensalada de mozzarella y tomate con el aceite de albahaca y la reducción de vinagre balsámico (o vinagre balsámico regular).
  5. Sirva inmediatamente
Para servir la ensalada caprese en forma de capas verticales:
  1. Coloque una rodaja de tomate en un plato de tamaño pequeño o mediano, agregue una rodaja de mozzarella fresca, rocié una pequeña cantidad de aceite de albahaca en la parte superior de la mozzarella.
  2. Repita el mismo proceso hasta que tenga 2 a 3 capas verticales de tomate y mozzarella. Rocíe la reducción balsámica en la parte superior de la ensalada.
  3. Sirva inmediatamente.
Para la ensalada caprese con tomates cereza y perlas de mozzarella:
  1. Use los tomates tipo cereza o uva, puede dejarlos enteros o cortarlos en mitades.
  2. Ponga las perlas de queso mozzarella (ciliegine) en un bol, añada el aceite de albahaca y mezcle bien.
  3. Agregue los tomates cereza.
  4. Rocié con la reducción de balsámico justo antes de servir.

Esta ensalada de tomate y mozzarella es la ensalada favorita de mi hijo mayor. Está asegurado que si le pregunto qué quiere comer para la cena, o si salimos a comer a un restaurante y tienen ensalada caprese en el menú, la elegirá sobre cualquier otra ensalada. Durante el verano pasado, mientras visitábamos a la familia de mi esposo en Francia, la ensalada capresa estaba en la mayoría los menús por allá. Sorprendentemente, fue menos común encontrarla cuando cruzamos la frontera a Italia – pero, claro seguro que la mayoría de los restaurantes en Italia tenían los ingredientes a la mano, así que si se los pedíamos se la habrían preparado.

mozzarella

Esta ensalada se puede preparar con cualquier tipo de tomates frescos que tenga disponibles. Se puede hacer con tomates regulares para ensaladas, también es exquisita preparada con una mezcla de tomates tipo heirloom, y también se puede hacer con tomates tipo cereza o uva. Hay diferentes tipos de mozzarella fresca, hecha con leche de vaca o de búfala, usted puede usar la que prefiere hacer esta ensalada caprese: desde la mozzarella fresca artesanal, o las perlas pequeñas de mozzarella fresca (también conocidas como ciliegine), hasta la deliciosa y cremosa mozzarella burrata. La presentación de la ensalada caprese de tomate y mozzarella también se puede personalizar según su gusto: se puede cortar los tomates y el queso en rodajas, o los puede cortar en cuartos. Para una ensalada capresa usando burrata, se puede poner el queso en el centro de la bandeja o plato y, y se arreglan las rodajas (o cuartos) de tomates alrededor. Para una ensalada con tomates cherry (cereza) y perlitas de mozzarella se los puede dejar enteras o cortarlas por la mitad. La caprese también se puede servir creando capas de tomate y queso, y agregar los aderezos al final.

La cantidad de tomates y queso mozzarella se puede ajustar según sus preferencias (y su presupuesto). Yo suelo usar unos 4 a 6 tomates (dependiendo del tamaño) para cada libra (16 onzas o 450 g) de mozzarella fresca. A veces, si estoy usando una mozzarella más costosa (artesanal o tipo burrata), entonces le pongo menos queso para que me rinda más. Para los que viven en Estados Unidos, Costco es uno de mis lugares favoritos para comprar mozzarella fresca, venden un paquetes de queso mozzarella fresco ya cortado en rodajas, y también venden las bolas de mozzarella de búfala en salmuera, son de buena calidad y se paga mucho menos que en el supermercado. Un de las supermercados locales (en el área de Seattle) también vende una muy buena mozzarella fresca que lo hacen ellos mismos; es más cara que Costco, así que la utilizo sólo para ocasiones especiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s