Crema de espinacas

crema-de-espinaca

¿Habéis probado alguna vez la crema de espinacas?… Lo cierto es que las famosas espinacas de Popeye no son santo de la devoción de los niños, y la crema de espinacas son una forma estupenda de que las coman sin protestar.

En Kachafruit nos importa la nutrición tuya y de toda tu familia, por eso te traemos estas deliciosas recetas que son sencillas de preparar y muy nutritivas para nuestro organismo.

Las espinacas tienen múltiples vitaminas y minerales, pero es su contenido en folatos lo que las hace especialmente recomendables para mujeres embarazadas y niños. La deficiencia de folatos en las primeras semanas de embarazo provocan en el bebé defectos del tubo neural, y en los niños los requerimientos de folatos al estar en etapa de crecimiento también son mayores, por lo que debemos incluir verduras que los contengan en su menú semanal.

Además las espinacas previenen enfermedades por su acción antioxidante, previene la retención de líquidos, favorece el tránsito intestinal por lo que están recomendadas en caso de estreñimiento infantil, y además previene la anemia gracias al hierro y ácido fólico que contienen.

Con todas estas virtudes… ¿quién se resiste a una crema de espinacas como ésta que os presentamos hoy? La podéis preparar con espinacas frescas o congeladas, en cualquier caso es muy fácil de hacer y está buenísima, reomendamos espinacas frescas, ya que mantienen un mayor número de nutrientes.

  • 1 bolsa de 500 g de espinacas frescas
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Agua
  • 100 g de nata líquida (crema de leche) o de leche evaporada (más ligera)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

Cómo hacer crema de espinacas paso a paso:

Hacer esta crema de espinacas es muy fácil… Lo primero que hacemos es pochar la cebolla y el ajo picados en una olla con un poco de aceite de oliva. Agregamos las espinacas, echamos sal y cubrimos con agua. Dependiendo de si son espinacas congeladas o frescas variaremos el tiempo que deben hervir en agua. Para las espinacas frescas unos 5 minutos y para las congeladas unos 7 minutos.

Una vez cocidas retiramos parte del agua de la cocción y batimos con la batidora eléctrica, hasta que quede una textura a nuestro gusto, más o menos líquida. Si la queréis más líquida debéis añadir más agua de la cocción. Para lograr una textura más fina podemos pasar por el pasapurés, algo que los niños seguramente agradecerán y se comerán mejor.

Añadimos la nata o crema de leche, y si la queréis más ligera podéis utilizar leche evaporada. Probamos y salpimentamos si es necesario.

Esta crema de espinacas la podéis acompañar de unos trocitos de pan tostado que luego podéis cortar con un cortapastas, croutones de pan, lo que vulgarmente llamamos “barquitos”, también le podéis añadir queso parmesano rallado por encima o un huevo escalfado ¡estará deliciosa con cualquiera de las opciones!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s